Programa Actividades 2022

El inicio del invierno El invierno de 2021-2022 comenzará el 21 de diciembre a las 16 horas 59 minutos hora oficial peninsular, según cálculos del Observatorio Astronómico Nacional. Esta estación durará 88 días y 23 horas, y terminará el 20 de marzo de 2022 con el comienzo de la primavera. Durante esta estación, el cielo al amanecer estará dominado por Marte, al que se unirán: Venus a mediados de enero, Mercurio durante el todo el mes de febrero y Saturno al finalizar febrero. Los cielos del anochecer comenzarán el invierno con cuatro planetas visibles: Mercurio, Venus, Saturno y Júpiter, que irán desapareciendo paulatinamente: Venus a primeros de enero, Mercurio y Saturno a mediados del mismo mes y Júpiter a mediados de febrero, dejando el final del invierno sin planetas visibles al anochecer.

Estaciones del año

El inicio de las estaciones viene dado, por convenio, por aquellos instantes en que la Tierra se encuentra en unas determinadas posiciones en su órbita alrededor del Sol. En el caso del invierno, esta posición se da en el punto de la eclíptica en el que el Sol alcanza su posición más austral. El día en que esto sucede, el Sol alcanza su máxima declinación Sur (-23º 27') y durante varios días su altura máxima al mediodía no cambia. A esta circunstancia se la llama también solsticio (“Sol quieto”) de invierno. En este instante, en el hemisferio sur se inicia el verano. El día del solsticio de invierno corresponde al de menos horas de luz del año. Alrededor de esta fecha se encuentran el día en que el Sol sale más tarde y aquél en que se pone más pronto. Un hecho circunstancial no relacionado con el inicio de las estaciones se da también en esta época: el día del perihelio, es decir, el día en que el Sol y la Tierra están más cercanos entre sí a lo largo del año. Es esta mayor proximidad al Sol la causa de que la Tierra se mueva más rápidamente a lo largo de su órbita elíptica durante el invierno (según la conocida como segunda ley de Kepler) y por lo tanto esta estación sea la de menor duración. Fechas posibles de inicio del invierno. El inicio del invierno puede darse, a lo sumo, en cuatro fechas distintas del calendario (del 20 al 23 de diciembre). A lo largo del siglo XXI el invierno se iniciará en los días 20 a 22 de diciembre (fecha oficial española), siendo su inicio más tempranero el del año 2096 y el inicio más tardío el de 2003. Las variaciones de un año a otro son debidas al modo en que encaja la secuencia de años según el calendario (unos bisiestos, otros no) con la duración de cada órbita de la Tierra alrededor del Sol (duración conocida como año trópico).

Duración del día. Si llamamos coloquialmente duración del día al tiempo que transcurre entre la salida y la puesta del Sol en un lugar dado, el próximo día 21 de diciembre va a ser el día de menor duración. Como ejemplo, en Madrid esta duración será de 9 horas y 17 minutos, a comparar con las 15 horas y 3 minutos que duró el día más largo (que en el año 2021 fue el 21 de junio). Obsérvese que hay casi seis horas de diferencia entre el día más corto y el más largo. Esta diferencia depende mucho de la latitud del lugar, siendo nula en el ecuador y siendo extrema (24 horas) entre los círculos polares y los polos. Precisamente es en la Antártida donde algunos días al año alrededor del 21 de diciembre se da el fenómeno del Sol de medianoche, en que el Sol es visible por encima del horizonte durante las 24 horas del día. Salida y puesta del Sol. Se podría pensar que el día más corto del año será también el día en que el Sol salga más tarde y se ponga más pronto; pero no es así: esto es debido a que la órbita de la Tierra alrededor del Sol no es circular sino elíptica ya que el eje de la Tierra está inclinado en una dirección que nada tiene que ver con el eje de dicha elipse. Ello también hace que un reloj solar y nuestros relojes, basados en un Sol ficticio, estén desajustados. El día en que el Sol se pone más pronto será el 7 de diciembre de 2021, mientras que el día en que el Sol saldrá más tarde será el 4 de enero de 2022. Distancia al Sol. Por estas fechas se da también el máximo acercamiento anual (perihelio) entre la Tierra y el Sol. En esta ocasión, el máximo acercamiento se dará el próximo día 4 de enero de 2022, siendo la distancia de algo más de 147 millones de km, unos 5 millones de km menos que en el momento de afelio o de mayor distancia (4 de julio de 2022).

Desde hoy, 13 de diciembre, y hasta el próximo jueves, 16 de diciembre, se podrá ver el cometa Leonard desde España.

Nombrado así porque fue descubierto por el astrónomo Greg Leonard el pasado mes de enero, el cometa se ha encontrado en la madrugada del domingo al lunes a su distancia más cercana de la Tierra

Cometa Leonard


En el mes de octubre tenemos una importante lluvia de estrellas fugaces, las Oriónidas. La lluvia dura desde el 2 de octubre hasta el 7 de noviembre, con un máximo de actividad que ocurrirá la noche del 20 al 21 de octubre, es una de las lluvias más destacadas del otoño y es un espectáculo que no os podéis perder.


Las Oriónidas son una lluvia de meteoros de actividad media, en la hora del máximo se prevén unos 15 a 25 meteoros/hora, aunque a veces puede sorprendernos con hasta 50 a 70 meteoros/hora con lo que habrá que estar atentos.


Estos meteoros con una velocidad de (66km/s) aprox son en su mayoría de color verde amarillento y generan trazos persistentes en el cielo aumentando su belleza. El cometa del cual provienen los restos rocosos que producen las Oriónidas en octubre y las quadrantidas en mayo es el famoso cometa Halley uno de los cometas más ilustres y conocidos de la historia.


El cometa Halley orbita el sol cada 76 años y fue visto por última vez en el año 1986, y no se lo volverá a ver hasta 2062. El mejor momento para poder ver la lluvia de las Oriónidas será sobre las 5 de la madrugada del 21 de octubre, esta lluvia es una de las más bellas del año por su brillo y velocidad,
Para observar mejor la lluvia de Oriónidas hay que alejarse de la contaminación lumínica que tenemos en las ciudades, así que es aconsejable que te desplaces hasta el campo y Lo único que tienes que hacer es mirar al cielo y ser paciente porque Necesitarás al menos 20 minutos antes de que tus ojos se hayan acostumbrado a la oscuridad del cielo. No hace falta usar telescopio ni los prismáticos, pero si estar abrigado ya que por estas fechas ya hace bastante frío en gran parte del país.
La lluvia de estrellas Oriónidas es uno de los mejores espectáculos que ver para aquellos que sean amantes a la astronomía ya que están enmarcadas por algunas de las estrellas más brillantes del cielo nocturno. Orión se verá bien en el cielo a partir de las 0h con lo que las mejores horas para observar estrellas fugaces serán a partir de las 2 a 6 de la madrugada (hora oficial en España) que es cuando la constelación comienza a estar más alta en el firmamento.

Consejos
Para observar estrellas fugaces hay que ir a lugares con poca contaminación lumínica, ponerse cómodos, abrigados y sin necesidad de telescopio observar uno de los espectáculos más bellos que nos brinda la naturaleza.


Previsión para el año 2021
Las perspectivas para poder visualizar la lluvia en perfectas condiciones, no son muy buenas, ya que la Luna estará en fase llena y deslumbrará el cielo con su luz durante casi toda la noche. Algunos socios nos iremos de observación para intentar "cazar" algunas oriónidas.

La lluvia de las gemínidas es una lluvia de meteoros (comúnmente llamados "estrellas fugaces") que sucede todos los años hacia el 14 de diciembre.

Las gemínidas tienen una tasa de actividad por encima de los 120 meteoros por hora y una velocidad de 35 kilómetros por segundo durante varios días, lo que las convierte en una de las lluvias más activas del año junto a las cuadrántidas de enero y las perseidas de agosto. Tras las gemínidas, las siguientes lluvias de meteoros serán las coma berenícidas del 19 de diciembre y las úrsidas el 22. Ambas tendrán una tasa de actividad mucho más baja que las gemínidas, de entre 3 y 10 meteoros por hora.

Las gemínidas son visibles desde todo el hemisferio norte entre el 4 y el 17 de diciembre aproximadamente. Su momento de máxima actividad tendrá lugar en las noches del 13 al 14 de diciembre, cuando podremos observar hasta 150 estrellas fugaces por hora.

¿Qué se espera en 2021?

El 2021 no será un buen año para la observación de las gemínidas puesto que su momento de máxima actividad se producirá dos días despues de que la Luna alcance su fase de cuarto creciente.

La máxima actividad de la lluvia se espera que tenga lugar entre los días 14 y 15 de diciembre; pero la Luna, que habrá alcanzado la fase de cuarto creciente el 11 de diciembre, dificultará la observación durante la primera parte de la noche.

¿Por qué suceden?

El origen de las gemínidas fue un misterio durante siglos pues no se sabía asociar la lluvia de meteoros con ningún cometa periódico conocido. En el año 1983, el telescopio espacial de infrarrojos IRAS (lanzado por la NASA) identificó un asteroide, llamado Faetón, y al estudiar su órbita, se concluyó que era este asteroide el que causaba la lluvia de estrellas. Se trata pues de un caso peculiar, pues prácticamente todas las otras lluvias de meteoros conocidas están causadas por cometas.

Los astrónomos especulan con la idea de que Faetón pudiese ser hoy un cometa extinto y que los fragmentos que forman las gemínidas pudiesen haber sido desprendidos hace siglos, cuando Faetón aún tenía actividad cometaria. Como todos los años por estas fechas, la Tierra atraviesa un anillo poblado con aquellos fragmentos desprendidos de Faetón. Cuando uno de esos fragmentos (o meteoroides) entra en contacto con la atmósfera terrestre, se calcina por la fricción con el aire creando así el resplandor luminoso que conocemos como meteoro o estrella fugaz. Típicamente, los meteoros más comunes que observamos a simple vista los producen partículas de unos milímetros a unos centímetros de tamaño que se queman a unos 100 kilómetros de altura.

La correspondiente lluvia de meteoros parece tener un único centro de origen, un punto del que parecen surgir todas las estrellas fugaces. Ese punto se denomina "radiante" y su localización se utiliza para nombrar a la lluvia de estrellas. Así pues, las gemínidas tienen su radiante en la constelación de Géminis.

 

Radiante de las geminidas

El 'radiante' de las gemínidas.

¿Qué hacer para ver las gemínidas?

El lugar de observación puede ser cualquiera con tal de que proporcione un cielo oscuro. Es preferible observar desde un lugar que tenga pocos obstáculos para la vista (como edificios, árboles o montañas), y no utilizar instrumentos ópticos que nos limiten el campo de visión. Aunque las gemínidas parecen venir de la constelación de Géminis (de ahí su nombre), se pueden ver en cualquier parte del cielo. Conviene dirigir la mirada hacia las zonas más oscuras, en la dirección opuesta a la posición de la Luna si la observación se realiza antes de su ocaso. Lo más cómodo es tumbarse y esperar a que la vista se acostumbre a la oscuridad.

Verano 2021
El verano comenzará el 21 de junio a las 5 horas y 32 minutos hora oficial peninsular, según cálculos del Observatorio Astronómico
Nacional (Instituto Geográfico Nacional - Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana). Esta estación durará 93 días y 15 horas,
y terminará el 22 de septiembre con el comienzo del otoño.
Al amanecer serán visibles Júpiter y Saturno al comienzo del verano, pasarán a ser visibles casi toda la noche durante el mes de agosto,
para terminar la estación siendo visibles únicamente al anochecer. Al anochecer también serán visibles: Venus, durante toda la estación
y Marte hasta finales de agosto.
Para mayor información sobre los fenómenos astronómicos del año se puede consultar el Anuario astronómico (https://astronomia.ign.es
/web/guest/oan/anuario).


Más información en el Instituto Geográfico Nacional. (http://astronomia.ign.es/)