Noticias

 La lluvia más activa del año se podrá observar a desde poco después de medianoche, incluso algo antes desde la Península. La Luna Nueva del 18 de diciembre no será problema alguno durante las observaciones ya que saldrá bastante tarde.

La actividad de las Gemínidas suele mantenerse alta, por encima de THZ 100 durante varios días antes y después del máximo. El máximo se espera el día 14 de diciembre sobre las 06:30 TU.

Los meteoros son de velocidad moderada, brillantes en muchos casos y con suficiente frecuencia para resultar de lo más entretenida incluso para los neófitos.

Las noches más indicadas para la observación serán las del 12 al 16, sobre todo entre las 2 y las 6 hora local. El centro de visión debe elegirse alejado unos 30º del radiante. Las constelaciones de Auriga, Tauro, Orión y Can Mayor son ideales

El radiante, situado cerca de las estrellas Cástor y Pollux de Gémini. Es fundamental observar desde lugares sin contaminación lumínica para apreciar el espectáculo en toda su magnitud.
 
 
 

Más información en SOMYCE

 

 

En la segunda mitad del mes de noviembre, nuestro planeta se encuentra cruzando la región más densa del tubo meteorítico asociado al cometa Temple Tuttle. Esto quiere decir que nos encontramos inmersos en lluvia de meteoros Leónidas.

La lluvia de las leónidas debe su fama a las tormentas de meteoros que periódicamente provoca el cometa, Temple Tuttle, que pasó por el perihelio hace 15 años ocasionando lluvias intensas en años posteriores.

La THZ (Tasa Horaria Cenital, número de meteoros que observaríamos a la hora en condiciones ideales) estimada para esta corriente en el máximo de 2017 ronda los 15 - 25 meteoros a la hora. La máxima actividad se espera para la noche del viernes 17 al sábado 18/11/17.

Con frecuencia son rojizos y muy rápidos, dejando algunos tras sí una estela de color verde que persiste durante unos pocos segundos. Cuando ves una leónida en seguida te das cuenta de su peculiaridad.

La luna muy favorable para observar el radiante (Luna Nueva)  merecerá la pena aprovechar las primeras horas de la noche para poder observar otros objetos hasta que los meteoros  aparezcan a medianoche.

 

 

Posición del radiante de las Leónidas en la madrugada de mediados de noviembre para los observadores peninsulares, mirando sobre el horizonte E.

Más información en SOMYCE

 

Subcategorías

En esta sección publicaremos artículos de todo tipo, históricos, curiosos etc

Información adicional