ALGUNA historias de los ECLIPSES

Algunas historias de los eclipses.

  • El ciclo de Saros, ciclo de la repetición de las características de los eclipses y que tiene una duración de unos dieciocho años, era ya conocido por los sumerios allá por el año 2.220 a.C. No fue necesario que se lo enseñasen los extraterrestres: Era una civilización enormemente científica y con una gran capacidad de observación y conservación de datos.
  • En 1504 Cristóbal Colón aprovechó un eclipse de Luna para obtener víveres de los nativos jamaicanos. Esta aventura ha sido repetida hasta la saciedad en cuentos, novelas, series de TV, películas, etc. con distintas variantes, como “Un yankee en la corte del rey Arturo”. Sin embargo, si a este genial navegante se le hubiese ocurrido intentarlo con los Mayas del Yucatán, otro habría sido el final de la aventura, como narra Augusto Monterroso en una de sus (geniales) fábulas:
  • Una expedición británica a Sudáfrica durante 1919 verificó de forma espectacular la teoría de la relatividad de Einstein (quien obtuvo su premio Nóbel por la descripción del fenómeno fotoeléctrico, no por la teoría de la relatividad).
  • El eclipse de 1860 fue el primero en ser fotografiado. Y ocurrió en España: desde Castellón lo fotografió el italiano padre Sechi, y desde Burgos el inglés Warren de la Rue.
  • También desde España se filmó por primera vez un eclipse de Sol. Fue en 1905, y la hazaña la realizó el gran astrónomo español Josep Comas i Solà. Por cierto, que este astrónomo fue el descubridor de la atmósfera de Titán, el mayor satélite de Saturno, hecho que han obviado los técnicos de la NASA en la última misión CASSINI a este planeta.
0
0
0
s2sdefault

Información adicional