ULTIMAS NOTICIAS

  

Perder el miedo a manejar un telescopio

Este es uno de los objetivos de la Asociación de Astronomía conseguir con este nuevo taller que los participantes sepan  hacer un buen uso de los telescopios, conseguir que la gente pierda el miedo al uso de los Telescopios, intentar elegir que tipo de telescopio es más adecuado según necesidades y además fomentar su correcta utilización, para así poder sacar el máximo partido a las observaciones.
Con este los participantes van aprender a montar y equilibrar el telescopio, ajustar el buscador para poder encontrar el objetivo deseado, usar oculares,  estacionar la montura y saber a calcular los aumentos de cada tipo de telescopio según sus características técnicas.
 
Además animo desde aquí  a que las personas interesadas que no puedan hacerlo se pongan en contacto con la Asociación para  volver  hacer este Taller en fechas próximas. Por último recordar que son plazas limitadas.
 
 
 

 
0
0
0
s2smodern

La lluvia de meteoros, popularmente conocida como lluvia de estrellas fugaces, se podrá contemplar con máxima actividad la noche del 22 al 23 de abril.

Se trata de la lluvia de las Líridas, que en los años 1803, 1922,1944, 1946 y 1982, fue un verdadero espectáculo celeste, haciéndose visibles a simple vista cientos de meteoros por hora, la de 1803 fue especialmente deslumbrante ya que pudieron ver hasta 700 meteoros por hora.

Las Líridas es la lluvia de estrellas más antigua conocidas, ya que se tienen registros chinos del acontecimiento que datan de marzo del año 687 a.C. Esta lluvia es visible desde los dos hemisferios.

Esta lluvia es de las más impredecibles es por ello que los astrónomos y curiosos la esperan con ansiedad por si hay alguna sorpresa y la lluvia se torna en tormenta meteórica, un raro fenómeno que ocurre cuando la Tierra se encuentra con un enjambre de meteoros muy denso y se pueden contemplar más de 1.000 meteoros por hora.

Los astrónomos todos los años dan una previsión para la lluvia de las Líridas de unos 18 meteoros visibles a simple vista por hora, pero nunca se cumple, con las Líridas no se acierta nunca, pero no es raro que puedan llegar fácilmente a los 100 meteoros por hora.

La lluvia de las Líridas está asociada a los restos de un cometa llamado Thatcher C/1861 G1, descubierto en 1861 y cuyo último paso cercano y conocido a la Tierra tuvo lugar el 5 de mayo de ese mismo año, desde entonces no se ha visto más, pues se trata de un cometa de largo período que alcanza las proximidades del Sol cada 415 años. Llega a alejarse del Sol, 2,78 veces más allá de la órbita de Plutón, mientras que su punto más próximo a nuestra estrella lo alcanza a los 137.632.000 km. Cada vez que se acerca a nuestra estrella, se va desintegrando por el calor del Sol, pues está compuesto de roca y hielo, dejando partículas diminutas por el espacio del tamaño de un grano de arena. La Tierra atraviesa estos restos entre los días 16 y 25 de abril.

Es durante estos días cuando se puede observar la lluvia de las Líridas, con máxima actividad la noche del 22 de abril. Esta noche, la constelación de Lira, de ahí el nombre de Líridas, aparecerá hacia el NE sobre las 10 de la noche en hora peninsular y podremos contemplarla sin molestias hasta las 3 de la mañana, hora en que la Luna en cuarto menguante hará su aparición, desluciendo en parte el espectáculo celeste con su luz. En realidad el máximo de la lluvia suele coincidir siempre en las horas previas al amanecer. Si no pudiera contemplar la lluvia la noche del 22, inténtelo el 23, 24 ó 25 de abril, pues aún estará activa.

 

El radiante, o lugar del cielo de dónde parecen proceder el grueso de los meteoros, está cerca de la brillante estrella Vega, la más brillante de la constelación de la Lira, una de las que más lucen en el cielo, en realidad no tiene pérdida si miramos a la hora indicada al NE y sobre el horizonte, ya que se trata de la 5ª estrella más brillante del firmamento.

Vega es una extraña y cercana estrella a 25 años luz del Sol, que rota a una velocidad de vértigo de 274 km/s, haciendo que la estrella, no sea esférica, sino achatada y estirada en su ecuador por la velocidad de rotación. Vega fue nuestra estrella Polar en el año 12.000 A.C. y lo volverá a ser sobre el año 13.727. Los indios Hopi de la meseta central de Estados Unidos, creen que provienen de esta estrella, llamada “El ojo de Dios”.

Normalmente las partículas del cometa comienzan a hacerse visibles por la fricción con la atmósfera a 100 km de altura llegando a desintegrase a los 50 km del suelo. Al ser una lluvia de velocidad moderada, es muy corriente ver meteoros que dejan estelas persistentes en el cielo, es decir, al desintegrarse en la atmósfera, el material del que está compuesto el meteoro queda flotando haciéndose visible durante algunos segundos o minutos. Cuando ocurra este hecho, coja unos prismáticos para verlo durante más tiempo.

Los meteoros de las Líridas suelen ser además brillantes, por ello es un gran espectáculo celeste.

 

PREVISIÓN PARA EL AÑO 2021:

Este año, la Luna, estará en cuarto creciente y se ocultará bajo el horizonte sobre las 4,30 h, por lo que a partir de esta hora el cielo quedará oscuro y con una mejor visibilidad para verlas, no obstante, es conveniente observar durante toda la noche. Aunque con el estado de alarma que estamos sumergidos es imposible su observación.

 

Para observar el fenómeno:

1.- Aléjese de las grandes ciudades y pueblos evitando la luz.

2.- Sitúese en un lugar lo más oscuro posible.

3.- Localiza un lugar donde el horizonte esté despejado de obstáculos.

4.- La observación se debe hacer únicamente a simple vista, mejor tumbados en el suelo o en una tumbona.

0
0
0
s2smodern

 

El miércoles 12 de abril de 1961, Gagarin se convirtió en el primer ser humano que viajó al espacio en la nave Vostok 3KA-3, más conocida como Vostok 1. El vuelo duró 108 minutos en total: 9 minutos para entrar en órbita y luego una órbita alrededor de la Tierra. Mientras, todo lo que tenía que hacer era hablar por radio, probar un poco de comida —fue el primero en comer a bordo de una nave espacial— con el objetivo de saber si un ser humano podía sentir y comportarse de manera normal estando sin gravedad.

La Asociación Daimieleña de Astronomía conmemora los 60 años del primer humano en salir al espacio con algunas fotografías históricas y ,el video conmemorativo en el documental 

 

La llegada de Gagarin a la Tierra, tras convertirse en el primer humano que realizaba con éxito un viaje espacial, se convertió en un acontecimiento en casi todos los rincones y fue recogido por todos los medios de la época. Donde más disfrutaron con el viaje de Gagarin fue en la extinta U.R.S.S, que celebraban haber ganado la primera etapa de la carrera espacial a Estados Unidos.

 

Como no se conocían los efectos que podía tener la ingravidez en el cuerpo humano, la Vostok 1 de Gagarin realizó todo el vuelo en automático. Los técnicos no estaban seguros de que el piloto ruso pudiera hacerse cargo de los controles, aunque llevaba un sobre con un código que en caso de emergencia le permitiría hacerse con el control manual de la nave.

 

Al poco de realizar el viaje espacial, Yuri Gagarin fue homenajeado por decenas de gobiernos. Uno de las capitales que lo recibieron como un auténtico héroe fue Londres, donde desfiló a bordo de un descapotable que habían matriculado con sus iniciales YG1.

 

 

 

Una estatua de 40 metros de alto -hecha de titanio- preside la plaza que se lleva su nombre, Yuri Gagarin. Fue erigida entre los años 1980-1981 y se puede ver desde varios kilómetros de distancia. Refleja la fortaleza del régimen soviético y simula la forma de un cohete, como si el propio Gagarin fuera capaz de impulsarse por sí mismo hasta el espacio exterior.

 

 

John H. Gleen, el tercer estadounidense en volar al espacio, James A. McDivitt, astronauta de los programas Apolo y Gemini, y el archifamoso Neil Armstrong, el primer hombre en pisar la luna dejaron constancia de la hazaña de Yuri Gagarin y firmaron una placa en la que reconocían al cosmonauta ruso como el primer hombre en viajar al espacio.

 

 

Esta imagen de Yuri Gagarin dio la vuelta al mundo. Fue, posiblemente, una de las imágenes del siglo XX y se convirtió en uno de los iconos de la investigación espacial.

 

A pesar de haber sido recibido por alguna de las personalidades políticas más influyentes del momento, Yuri Gagarin también tuvo la oportunidad de codearse con muchos personajes famosos. En esta instantánea la actriz italiana Gina Lollobrigida da un beso al astronauta ruso durante la celebración del Festival Internacional de Cine de Melbourne, Australia, en 1962.

 

 

Yuri Gagarin se convirtió en un modelo a seguir por los niños y niñas de todos los países. En esta ocasión, durante una vista a Dinamarca, varios pequeños intentaban acercarse a su ídolo ante la atenta mirada de los policías que no podían impedir que tocaran al astronauta ruso. Todos querían pedirle un autógrafo del personaje más relevante del momento e incluso regalarle algún objeto personal como símbolo de admiración. 

 
 
0
0
0
s2smodern
Joomla templates by a4joomla